Bandera RPDC

Bandera RPDC
BANDERA DE LA RPDC

jueves, 8 de febrero de 2018

El 8 de febrero , dia de nacimiento de las fuerzas armadas revolucionarias del Juche

Pyongyang, 8 de febrero (ACNC) -- El 8 de febrero es el día histórico en que se ha proclamado la fundación del Ejército Popular de Corea.
Después de la liberación de Corea, el Presidente Kim Il Sung, quien consideraba la fundación de las fuerzas armadas regulares como demanda indispensable de un Estado soberano, presentó la línea de construirlas tomando a los combatientes antijaponeses como su columna vertebral e integrando a los hijos de las masas populares trabajadoras.
Bajo su dirección, se fundaron en febrero del 35 (1946) de la Era Juche la Escuela de Pyongyang encargada de formar a los cuadros militares y políticos y en julio del mismo año, la Escuela Central de Cuadros de Seguridad donde se prepararían los comandantes y el personal técnico de diferentes tipos de armas y especialidades militares.
En marzo de 1946, se instauró en la Escuela de Pyongyang el grupo de aviación y se fundó la Escuela de Cuadros de Seguridad Marítima.
Se organizó también el Centro de Entrenamiento de Cuadros de Seguridad.
El Presidente visitó a principios de octubre de 1945 la comuna de Phyongchon (en aquel entonces) de la ciudad de Pyongyang y presentó el proyecto de fundar ahí la autóctona industria de defensa nacional.
En junio de 1947, se levantó en ese lugar la primera fábrica de armamentos del país.
Luego de tales preparativos, el 8 de febrero de 1948, tuvo lugar solemnemente el desfile militar que proclamó a todo el mundo la fundación del Ejército Popular de Corea, heredero de la tradición de lucha antijaponesa.
Desde su fundación, el EPC realizó relevantes méritos frustrando las incesantes acciones bélicas del imperialismo norteamericano y cumpliendo su misión de defensor del partido y la revolución y creador de la felicidad del pueblo.
Abrió la vía de decadencia del imperialismo yanqui, que se creía el "más fuerte" del mundo, y le obligó a firmar el acta de capitulación durante el incidente del barco espía armado "Pueblo".
Hoy en día, gracias a la dirección extraordinaria del Máximo Dirigente Kim Jong Un quien propicia la era de esplendor de las fuerzas armadas revolucionarias, el EPC ostenta su aspecto de filas de flor y nata capaces de responder a cualquier modo de guerra.

miércoles, 7 de febrero de 2018

ACNC denuncia tentativas de EE.UU. de reanudar entrenamiento militar conjunto

Pyongyang, 6 de febrero (ACNC) -- Ya desde ahora cuando todavía no se iniciaron los Juegos Olímpicos Invernales, crecen dentro y fuera del país las preocupaciones sobre la situación de la Península Coreana que se creará después de terminada esa cita deportiva.
En particular, debido al anuncio de EE.UU. de que inmediatamente después de conclusión de la Olimpiada se reanudará el entrenamiento militar junto con el Sur de Corea.
En estos días, el portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU., el director de la Junta de Jefes de Estado Mayor de EE.UU., el encargado de negocios a. i norteamericano en el Sur de Corea y otros compinches de Trump se reunieron a porfía con los medios de prensa, ocasiones en las cuales disparatearon que "se ha ajustado solamente el programa del simulacro para que éste no coincida con la olimpiada" y que "una vez terminados los juegos comenzará de inmediato el entrenamiento".
El hecho constituye una imprudencia militar para impedir el ambiente de la mejora de relaciones íntercoreanas preparado a duras penas y la tendencia de su desarrollo y deviene un desafío frontal a nuestros esfuerzos sinceros por aliviar la tensión de la Península Coreana y preparar el ambiente pacífico.
La postergación del entrenamiento por parte de EE.UU. no es una caridad ofrecida a alguien, sino una medida tomada por la fuerte exigencia de diversos estratos surcoreanos y la sociedad internacional, lo que testimonia que los ejercicios militares conjuntos EE.UU-Sudcorea constituyen irrefutable crimen contra la paz y la seguridad de la Península Coreana y la región.
Históricamente, debido a los ejercicios militares de EE.UU. quedó frustrada en varias ocasiones la fase de alivio de tensión creada difícilmente en la Península Coreana.
Al respecto, una fuente extranjera había afirmado que "una vez librada por Sudcorea y EE.UU. el simulacro militar conjunto de gran envergadura después de los Juegos Olímpicos Invernales, eso volverá a ofender a la RPDC y frenará indudablemente el desarrollo de las relaciones íntercoreanas que muestran el indicio positivo".
Destruir el ambiente de la mejora de relaciones íntercoreanas más temprano que tome auge, he aquí la intención malsana de EE.UU que hace circular la opinión sobre el reinicio del simulacro desde antes de inicio de la Olimpiada.
La realidad demuestra una vez más que el país norteamericano es el perturbador de la paz de la Península Coreana, el autor del empeoramiento de la situación y el obstáculo principal de la reunificación de Corea.
Lo problemático es que los belicistas militares surcoreanos marchan a contrapelo de la corriente sumándose a la campaña bélica de su patrón norteamericano.
Si EE.UU. y el Sur de Corea reanudan el entrenamiento militar, la situación de la Península Coreana se verá obligada a hallar otra vez en la fase catastrófica y su responsabilidad recaerá totalmente sobre los provocadores.
Los belicistas norteamericanos y surcoreanos deben actuar con prudencia al meditar bien las consecuencias del aventurero juego con fuego.

miércoles, 31 de enero de 2018

CNCDP llama a frustrar con fuerzas unidas las tentativas de guerra nuclear de EE.UU.

Pyongyang, 28 de enero (ACNC) -- Con respecto a que pasaron 60 años desde cuando EE.UU. anunció en público la introducción de armas nucleares en el Sur de Corea, el portavoz del Comité Nacional Coreano por la Defensa de la Paz (CNCDP) hizo pública el día 28 una declaración que va en particular:
El 29 de enero de 1958, anunció oficialmente la introducción de armas nucleares en el Sur de Corea, y después, dio a la publicidad el cañón atómico, el misil nuclear Honest John y otros armamentos ya emplazados.
Desde entonces la Península Coreana, que era una zona desnuclearizada, se ha convertido en el arsenal nuclear de EE.UU. y foco de la guerra nuclear, y la nación coreana se ve amenazada gravemente por el peligro de guerra nuclear de EE.UU.
En estos tiempos se eleva en la Península Coreana el clima favorable a la reconciliación y unidad nacionales y al alivio de la tensión gracias a la iniciativa y los esfuerzos sinceros de la RPDC.
En contraste, EE.UU. traslada al Sur de Corea y su contorno las flotillas de portaaviones nucleares, los bombarderos estratégicos nucleares y otros enormes pertrechos de guerra nuclear ejerciendo incesantemente la amenaza y chantaje de guerra nuclear sobre la nación coreana.
Lo más intolerable es que en el "reporte de revisión del estado nuclear de 2018", que se publicara a principios de febrero, definirá a la RPDC como "amenazador nuclear latente" e incluirá el ataque preventivo nuclear contra ésta.
Los 60 años transcurridos devienen la historia abominable de agresión y crímenes en que EE.UU. ha convertido el suelo surcoreano en el mayor arsenal nuclear del mundo y foco de la guerra nuclear y amenaza con arma nuclear el destino de la nación coreana.
EE.UU. debe actuar con prudencia teniendo presente que ya pasó por completo la era en que con el garrote nuclear amenazaba unilateralmente a su rival socialista.
Las autoridades surcoreanas no deben introducir las propiedades estratégicas nucleares y otras fuerzas armadas de EE.UU., sino dejar los ejercicios conjuntos de guerra nuclear con EE.UU. y sumarse a los esfuerzos sinceros de la parte connacional por el alivio de la tensión.
Todos los coreanos en el Norte, el Sur y en ultramar deben dinamizar más la lucha antiyanqui y antibélica para rechazar las maniobras de guerra nuclear anti-RPDC de EE.UU. y expulsar del suelo surcoreano los pertrechos de guerra nuclear y los uniformados norteamericanos. 

ACNC comenta intento de EE.UU. detras del rumor de "amenaza nuclear del Norte "

Pyongyang, 27 de enero (ACNC) -- El director de la CIA de EE.UU. cuestiona en estos días la capacidad de ataque nuclear de la República Popular Democrática de Corea anunciando que prepara "diferentes opciones" para el presidente.
En una entrevista con CBS sostenida el pasado día 22, él dijo que dentro de unos meses, el Norte de Corea podría tener la capacidad de ataque nuclear al territorio principal estadounidense y la administración norteamericana se esfuerza constantemente por posponer ese horario.
Agregó que "el programa de desarrollo de arma nuclear del Norte de Corea deviene el peligro principal en la elaboración de la política de EE.UU."
En la conferencia impartida el día 23 en Washington, disparateó que "la próxima meta del Norte de Corea es disponer de la capacidad de lanzamiento simultáneo de misiles balísticos contra EE.UU. El Norte de Corea puede vender a modo de subasta su tecnología de misil nuclear para ganar el dinero. En el caso de que se haga imposible la solución diplomática del problema norcoreano, se le presentarán al mandatario diferentes opciones".
Los altos funcionarios del círculo político y la administración de EE.UU. hablan sin escrúpulos de la opción militar contra la RPDC y divulgan el rumor de "amenaza de misil nuclear del Norte de Corea".
Esto es una expresión del descontento de la banda de Trump sobre la evolución de la situación de la Península Coreana hacia la distensión y la paz y muestra su malsano intento de dar marcha atrás al clima de reconciliación Norte-Sur y volver a dar el enfoque internacional a la "desnuclearización" de la RPDC.
Ahora todo el mundo está muy alegre por el ambiente de reconciliación y cooperación creado en la Península Coreana gracias a la iniciativa y la decisión magnánima de la RPDC deseando que los inminentes Juegos Olímpicos Invernales sean una oportunidad de paz y reconciliación entre ambas partes coreanas.
En contraste, EE.UU. está desesperado para romper este ambiente preparado a duras penas.
Agrava intencionalmente la situación emplazando en gran medida en la Península Coreana las flotillas de portaaviones nucleares Carl Vinson, Ronald Reagan y Stennis, los bombarderos estratégicos nucleares B-2 y B-52 y otros pertrechos de guerra nuclear, y al mismo tiempo, trata de frenar la evolución positiva de la situación mediante la intensificación de la sanción anti-RPDC.
Hace poco, convocó en Canadá la "reunión de cancilleres" de los países derrotados en la pasada guerra coreana insistiendo en "elevar la eficiencia de la estrategia de máxima presión, incluso el bloqueo marítimo, bajo el patrocinio de EE.UU."
La verdadera intención de EE.UU. es tildar a la RPDC de "provocadora", incitar a la sociedad internacional a la campaña de sanción y presión contra ella e impedir la mejora de las relaciones íntercoreanas.
Todos los hechos demuestran que EE.UU. no desea el alivio de tensión ni la paz de la Península Coreana sino la agravación de la situación y la guerra.
La sociedad internacional deberá ver correctamente quién desea de veras la paz de la Península Coreana y la región y quién es el culpable principal que amenaza la paz y estabilidad del mundo. 

ACNC comenta el movimiento de comfrontacion de EE.UU. y el Sur de Corea

Pyongyang, 31 de enero (ACNC) -- Se observan acciones anormales de confrontación opuestas a la corriente de alivio de tensión en la Península Coreana.
Hace poco, Estados Unidos y las autoridades surcoreanas realizaron en Washington la 2ª reunión de alto rango del mecanismo de consulta sobre la estrategia diplomática y del disuasivo ampliado de defensa nacional y discutieron la expansión de la ubicación rotativa de las propiedades estratégicas de EE.UU. en el Sur de Corea y su contorno, el mantenimiento del "sistema de cooperación contra el Norte (de Corea)", etc.
Se pone de relieve la peligrosidad de la reunión porque ésta coincide con que EE.UU. está introduciendo sucesivamente los bombarderos estratégicos nucleares y las flotillas de ataque de portaaviones nucleares en los alrededores de la Península Coreana e impulsando sigilosamente los preparativos para la operación especial secreta en el tiempo de emergencia.
Hemos revelado y advertido varias veces el intento de EE.UU. que impide la unidad de la nación coreana y busca sólo el empeoramiento de la situación diciendo por una parte que "apoya" y "aplaude" las conversaciones Norte-Sur de Corea.
Detrás de la cortina del diálogo, el imperio yanqui desarrolla oficialmente el simulacro criminal para regularizar y planificar la confrontación militar anti-RPDC.
Todo el hecho demuestra que ha llegado a la fase de ejecución activa el intento malsano de EE.UU. que trata de bloquear la actual corriente de mejoramiento de relaciones íntercoreanas e inducirla otra vez a la confrontación y conflicto.
Ahora es el tiempo en que toda la nación coreana y la sociedad internacional deben ver correctamente el verdadero intento de EE.UU. al respecto de las conversaciones y la paz.
En particular, las autoridades surcoreanas deben despertarse de su letargo.
Les preguntamos si es justo conversar con la RPDC por una parte y por la otra, perseguir la confrontación militar anti-RPDC en confabulación con EE.UU.
Es muy claro que la introducción en la Península Coreana y su contorno de gran cantidad de los medios de ataque nuclear estadounidenses agrandará más la peligrosidad de estallido de guerra nuclear en vez de la paz en esta región y creará la coyuntura de tensión extrema.
Si las autoridades surcoreanas siguen dejándose llevar por EE.UU. sin percatar su intento malsano de usar al Sur de Corea como eterno testaferro de guerra y carne de cañón de la guerra nuclear poniéndole en las trampas de subyugación como "mecanismo" y "alianza".
Las autoridades surcoreanas deben tener bien presente que puede ser paralizado el mejoramiento de relaciones N-S, iniciado a duras penas, y arruinado el destino de ellas.
Son incompatibles las conversaciones y la confrontación.
Toda la nación coreana debe rechazar rotundamente la confabulación militar entre EE.UU. y las autoridades surcoreanas que contraviene a la atmósfera de reconciliación N-S. 

jueves, 28 de diciembre de 2017

Kim Jon Un recibe carta de Asociacion General de Residentes Coreanos en China

Pyongyang, 25 de diciembre (ACNC) -- El Máximo Dirigente Kim Jong Un recibió carta que le enviara el día 24 la Asociación General de Coreanos Residentes en China en ocasión del centenario de nacimiento de la Heroína de Lucha Antijaponesa Kim Jong Suk.
La misiva encomia a ella como revolucionaria destacada, Heroína de Lucha Antijaponesa y madre de la revolución que defendió al Generalísimo Kim Il Sung en lo ideo-político y a costa de la vida y dedicó todo lo suyo por la liberación de Corea y el cumplimiento de la causa revolucionaria del Juche.
Se incorporó a la lucha de vida o muerte contra el imperialismo japonés empuñando el arma en la mano y con su arte de tiro infalible y tácticas diestras se ganó la fama de generala guerrillera temible para el enemigo, recuerda y continúa:
Ella formó al General Kim Jong Il como Estrella Luz del Paektu dando así la garantía de continuación de la causa revolucionaria del Juche, iniciada en la selva del monte Paektu, lo cual constituye su proeza más grande en aras de la patria y la nación.
Aunque fue corta su vida, la Heroína, quien demostró a la patria, el pueblo, la época y la historia el buen ejemplo de lo que es una gran revolucionaria, está siempre presente en el corazón de los compatriotas.
Recogiendo los testimonios de veneración de todos los funcionarios de la asociación y los coreanos residentes en China, formulamos sinceros votos por la seguridad y tranquilidad del Mariscal Kim Jong Un.

ACNC comenta la "amenaza proveniente de paises vecinos" aludida por Japon

Pyongyang, 26 de diciembre (ACNC) -- Pretextando la "amenaza proveniente de los países vecinos", las autoridades japonesas anunciaron oficialmente que activarán los debates sobre la revisión del "programa de defensa" desde el principio del Año Nuevo 2018.
El premier Abe y el ministro de Defensa Onodera dijeron que "Corea sigue impulsando el desarrollo de armas nucleares y misiles y China está aumentando sus fuerzas armadas mientras Rusia activa también sus movimientos en la región septentrional" y "revisarán el programa de defensa para que las fuerzas defensivas sean las que hagan falta realmente".
Sus palabras quieren decir que se debe revisar y enmendar generalmente el programa en cuestión para "defender a la población japonesa" desde la "amenaza" de la RPDC, China y Rusia.
Como critica unánimemente la sociedad internacional, Japón tiene el vicio de sacar provechos acusando a otros.
Por ejemplo, al referirse a sus agresiones ensangrentadas del siglo pasado denunciadas por toda la humanidad, Japón las defiende descaradamente que "ésas fueron para liberar a Asia desde el imperialismo de Europa occidental".
El objetivo final de Japón, país criminal y derrotado en la guerra que no tiene derecho a la beligerancia ni a la tenencia de fuerzas armadas regulares, es convertirse en el "Estado normal" que puede hacer la guerra y tomar otra vez el camino de agresión a ultramar.
Como su "pretexto legal", insiste en la "amenaza proveniente de los países periféricos".
A finales de 2013, la banda de Abe había trazado ya el "programa de defensa" trasladando el enfoque desde la seguridad interior a "la internacional" bajo el pretexto del "empeoramiento del ambiente de garantía de seguridad en torno a Japón".
En ese programa, definió a la RPDC como "grave factor de la inestabilidad" y estipuló conceder a las "Fuerzas de Autodefensa" la capacidad de traslado y despliegue y la función del cuerpo de marines.
Así eliminó uno tras otro los obstáculos políticos y legales para la militarización y la reagresión, aumentó en gran cantidad los gastos militares y extendió el teatro de la operación militar en ultramar de las "Fuerzas de Autodefensa". Además, preparó la justificación y las condiciones militares para su intervención en el tiempo de emergencia de la Península Coreana.
Últimamente, Japón trata de obtener la "capacidad de ataque contra las bases enemigas" e introducir el sistema de misiles interceptores "Aegis Usher" y reclama hasta la posesión de misil balístico de 1000~5000 km de alcance que puede atacar las profundidades de China y Rusia.
¿Por qué Japón se apresura a enmendar el "programa de defensa" de que decía que valdría para 10 años próximos?
La respuesta está en el hecho de que la revisión del programa se centra en la tolerancia del ejercicio de "derecho a la defensa colectiva", el aumento de importación de armas de fabricación norteamericana, la cooperación Japón-EE.UU., etc.
Esto es igual a la declaración de que Japón acelerará los preparativos de agresión acusando a la RPDC y otros países circunvecinos.
La susodicha "amenaza" aludida a menudo por los reaccionarios japoneses significa el preludio de reagresión porque expone la ambición de emprender abiertamente la expansión a ultramar atribuyendo "legitimidad" a su plan criminal de dar acicate a la conversión del país en una potencia militar.
La historia enseña que cuanto más se escuche en el archipiélago japonés el canturreo de la "amenaza proveniente de países vecinos", tanto más se impulsarán la derechización y la militarización de Japón y se elevará la fiebre de reagresión.
La sociedad internacional deberá ponerse alerta ante la conducta de Japón que acecha la oportunidad de reagresión.

sábado, 23 de diciembre de 2017

Periodicos coreanos condenan sumision a EE.UU. de autoridades surcoreanas

Pyongyang, 20 de octubre (ACNC) -- Los periódicos centrales de Corea publicaron el día 20 un comentario individual censurando la actitud sumisa a EE.UU. de las autoridades surcoreanas.
Trump lanza cada día los disparates como "llamas y furia", "destrucción total", "exterminación" y "tranquilidad en vísperas de tempestad" mientras concurren uno tras otro al cielo y el mar de la Península Coreana la escuadrilla de bombarderos nucleares, los colectivos de golpe de portaaviones nucleares, los submarinos nucleares y los buques Aegis de EE.UU. para librar los simulacros imprudentes, subraya el comentario y continua:
Las figuras de alto rango de la Casa Blanca, el Departamento de Estado y el Pentágono de EE.UU. se esfuerzan por apaciguar a su mandatario demente en la guerra. Pero, sólo los títeres surcoreanos incitan a la fanfarronada del maníaco norteamericano.
Lo deplorable es la situación miserable de los títeres surcoreanos que son tratados como prostitutas aunque sirven fielmente a su amo gringo.
El mandatario surcoreano debe meditar bien sobre la causa de la actual situación, en vez de dejar de quejarse.
Precisamente es ahora el período fatal en que las autoridades surcoreanas deben buscar nuevo modo de existencia para la seguridad y los intereses de sí mismas en el dilema de sumisión a yanqui o la independencia nacional.
Ante la situación crítica de la Península Coreana, ellas deben pensar en cuál es su interés fundamental, qué es lo que no desean más que nada y si es correcto vivir en servidumbre de EE.UU. más allá del océano hostilizando a los connacionales, tanto en la vista geopolítica como a la luz de fisiología.
Les convendría tomar en cuenta los precedentes de la historia de que los países pequeños se arruinaron tras ingresarse a la "alianza" con la calculación astuta mientras había colonias que salvaron sus destinos tras escaparse a tiempo de los tentáculos de las potencias.
Pero, nosotros consideramos como lo imposible el que puedan liberarse del modo de pensamiento servil los títeres surcoreanos, acostumbrados a la sumisión a EE.UU. y carentes de la capacidad de pensamiento estratégica y políticamente independiente.
Las autoridades surcoreanas olvidaron lo que el "poder" de Park Geun-hye fue castigado severamente por ser el fantoche de EE.UU. y que toda la nación deseaba la nueva historia de independencia nacional sin sumisión a EE.UU. cuando las actuales autoridades tomaron el poder.
Ya llegó el tiempo que ellas comprenderán que no pueden confiar por más tiempo en EE.UU.
El crepúsculo cernido sobre EE.UU. no es aurora sino ocaso. Nada puede frenar a EE.UU. que corre cuesta abajo terminando su época.
En vísperas de arruinamiento del imperio americano ocurre un fenómeno decadente en que el gángster Trump se hizo dueño de la Casa Blanca e inquieta a todo el mundo.
Sin darse cuenta de que este "fenómeno de Trump" insinúa el fin de EE.UU., los títeres surcoreanos insisten anacrónicamente en que "la es toda la alianza Sur de Corea-EE.UU."
Remordimiento tardío es innecesario.

martes, 18 de julio de 2017

No podran escaparse al alcance de nuestro fuego : comentario de ACNC

Pyongyang, 18 de julio (ACNC) -- Hace poco, EE.UU. y los títeres surcoreanos celebraron la "ceremonia inaugural de nuevo edificio" de la comandancia del 8º ejército norteamericano ocupante del Sur de Corea que se ha trasladado a la región de Phyongthaek de la provincia de Kyonggi.
En su "discurso de bienvenida", el comandante del 8º ejército disparateó que el traslado es "otro testimonio de la solidez de la alianza Sudcorea-EE.UU." y "mejorará aun más el nivel de defensa y la disposición de combate de sus tropas".
La trasladación de la base norteamericana está relacionada con el objetivo de EE.UU. de ocupar eternamente el suelo surcoreano siendo producto de la intención de los uniformados yanquis de salvarse ellos solos en la confrontación con la RPDC.
Tomar como trampolín el Sur de Corea para ocupar toda Corea y realizar la ambición de dominar el mundo entero, he aquí la meta política sobre Asia del imperio norteamericano.
De acuerdo con ella, EE.UU. desató la guerra coreana en el año 1950 y durante varios decenios, hizo sufrir a la nación coreana las desgracias y penas de todo tipo.
En vez de sacar lecciones de la pasada guerra en que se hizo añicos el mito de su "invencibilidad", EE.UU. construyó sus bases militares en Ryongsan de Seúl y otras localidades surcoreanas y libraron frenéticamente los simulacros contra la RPDC.
Pasmado ante el creciente poderío de nuestro ejército, EE.UU. se vio obligado a buscar el mejor remedio que es la trasladación de sus bases militares a la región al sur del río Han.
Esto es el modo de existencia del estilo norteamericano consistente en buscar primero la salvación sin importar el honor de la superpotencia y un ejemplo de cómo es la "sólida alianza Sur de Corea-EE.UU." que se anunciaba tanto.
En el mundo actual, ni el traslado de bases ni otras cosas por el estilo podrán cambiar la situación del imperio que está en decadencia.
Para la RPDC lista para devastar hasta el territorio estadounidense allende del Océano, no es más que un juego aniquilar a las tropas norteamericanas y los títeres surcoreanos que están delante de las narices.
EE.UU. anuncia ridículamente que su base militar de Phyongthaek es la más grande entre las distribuidas en el extranjero.
Mientras sea más grande el blanco, crecerán tanto más la precisión e impactos de fuego artillero.
Tampoco podrán alejarse del alcance de nuestro ataque los belicistas surcoreanos que levantan la ola conflictiva entregando hasta la cuna de vida y la inmensa cantidad de impuestos recaudados a la población surcoreana a su amo gringo deseoso de exterminar a toda la nación coreana.
Dondequiera que se encuentren, sea Ryongsan o Phyongthaek o el propio territorio estadounidense, los agresores y provocadores no tendrán ningún refugio en este planeta.

lunes, 17 de julio de 2017

Publicada declaracion del portavoz de Representacion del EPC en Phanmunjom

Pyongyang, 14 de julio (ACNC) -- En estos días, los imperialistas norteamericanos exponen más abiertamente su intento de perpetuar la ocupación del suelo surcoreano multiplicando sus tentativas de desatar la guerra nuclear de agresión contra el Norte de Corea.
Al respecto, el portavoz de la Representación del Ejército Popular de Corea en Phanmunjom publicó el día 14 una declaración que sigue:
El día 11, el edificio de la comandancia del 8º ejército norteamericano ocupante del Sur de Corea fue trasladado a la Base Humphrey de Phyongthaek de la provincia de Kyonggi y tuvo lugar la "ceremonia inaugural del nuevo edificio" a que fueron invitados los cabecillas del gobierno y ejército títeres surcoreanos y los conservadores ultraderechistas y otra chusma.
En su "discurso de bienvenida" pronunciado ese día, el comandante del 8º ejército alentó a sus lacayos surcoreanos diciendo que la base militar norteamericana de Phyongthaek es "otro testimonio de la solidez de la alianza Sudcorea-EE.UU." y cometió la fanfarronada de mostrar a los periodistas hasta el interior del enclave.
El traslado a Phyongthaek de la comandancia del 8º ejército norteamericano había sido consultado y promovido desde el año 2003 junto con los títeres surcoreanos con el objetivo de evacuar las bases militares de EE.UU. en el Sur de Corea a la región al sur del río Han por el temor al fuego artillero de largo alcance del Ejército Popular de Corea.
Específicamente, fue el producto de la siniestra intención de los uniformados yanquis de mantener sólo su vida sin importar que se mueran los soldados títeres surcoreanos.
El mismo hecho de que EE.UU. anuncia a bombo y platillos del traslado de esa unidad militar, brigada de choque y avanzada de la eventual guerra contra el Norte de Corea, significa exponer abiertamente su intento de perpetuar la ocupación del Sur de Corea y enfrentarse hasta el final con la RPDC.
Al considerar la Península Coreana como importante punto estratégico, o sea, el cruce de las fuerzas marítimas y las continentales, EE.UU. quiere mantener su presencia militar en el territorio surcoreano para ocupar toda Corea y más adelante, realizar su ambición de dominar el mundo entero. He aquí la meta de la política norteamericana sobre Asia que sigue vigente siglo tras siglo.
La tragedia del imperio americano reside en que él no conoce bien el inagotable poderío del EPC.
Dondequiera que se encuentren, sea Phyongthaek o Pusan, las bases militares norteamericanas, primer blanco de ataque de nuestro ejército, no podrán esquivar jamás el implacable golpe demoledor de nuestros artilleros de largo alcance.
Sufrirán el destino de destrucción trágica si los belicistas yanquis se mantienen estacionados en suelo surcoreano y cometen imprudentes acciones de enfrentamiento militar desoyendo nuestra advertencia.

ACNC comenta movimientos de Abe para crear el ambiente anti-RPDC

Pyongyang, 17 de julio (ACNC) -- En estos días, el premier japonés Abe se rasga las vestiduras para formar la atmósfera de sanción y presión contra la República Popular Democrática de Corea acusando las medidas de autodefensa.
Durante su reciente gira por Europa, Abe se reunió con los ministros de alto rango de la Unión Europea y los jefes de gobierno de varios países y abogó por recrudecer la presión y sanción anti-RPDC calificando las medidas de ella como "amenaza a la paz y seguridad internacionales" y "grave desafío".
La actitud de Japón, que instiga la confrontación hasta en los países fuera de la región cuestionando la ya tensa situación regional, demuestra plenamente su intento de sacar provechos propios exagerando la "amenaza" de alguien.
Recientemente, se hacen más abiertas en Japón las maniobras para enmendar la Constitución con vistas al renacimiento del militarismo y la expansión a ultramar.
En mayo pasado, Abe presentó por primera vez el "horario de modificación de la Constitución" y afirmó que según ello, enmendará el artículo 9 y pondrá en vigencia en el año 2020 la nueva carta magna.
En junio, el Partido Democrático Liberal anunció que establecerá dentro de este año el proyecto de enmienda y lo someterá a la votación en la sesión de la Dieta que se abrirá en la primavera de 2018.
Tales movimientos de los reaccionarios derechistas tropiezan con el fuerte rechazo de nacionales y extranjeros.
A principios de este mes, el Partido Democrático Liberal, dirigido por el premier Abe, sufrió gran derrota en las elecciones de la asamblea general de la metrópoli de Tokio y se desciende en picada la tasa de apoyo a esta organización. Esta realidad complica la enmienda de la Constitución y está amenazando hasta la existencia del "régimen de Abe".
Bajo tales circunstancias, los reaccionarios japoneses anuncian a bombo y platillos la "amenaza" de alguien con el objetivo de calmar la fuerte protesta del interior y el exterior contra la modificación constitucional y realizar a toda costa su ambición de expandirse a ultramar. Además, piensan eludir de la misma manera la crisis política de ellos mismos.
No se puede ocultar por nada el siniestro intento del país isla.
Ahora se escuchan en Japón las críticas al "entrenamiento de evacuación de misiles norcoreanos", patrocinado por el gobierno japonés, tales como "este ejercicio no tiene ningún sentido real" y "persigue el objetivo de crear la atmósfera favorable a la cohesión interna al pregonar en el nivel gubernamental la amenaza proveniente del Norte de Corea y engendrar artificialmente un enemigo externo" y "el gobierno querrá decir que no se puede frenar la amenaza del Norte si no enmienda la Constitución".
La sociedad internacional recuerda bien el antecedente criminal de Japón, que so pretexto de la situación regional, vino desvirtuando poco a poco la Constitución pacifista, y observa con vigilancia su tendencia a repetir los crímenes del pasado.
Lo que corresponde a Japón es corregir su vicio de acusar a otros.